Este sitio web utiliza cookies propias y de terceros para optimizar tu navegación, adaptarse a tus preferencias y realizar labores analíticas. Al continuar navegando aceptas nuestra Política de Cookies

Propolis

propol

Producto nuevo:

Propolis natural, el propoleo es

7.85EUR IVA incluído

Botella 25 ml de propolis.

¿Para qué está indicada la tintura de própolis?

A nivel interno y a manera de preventivo: procesos gripales, resfriados, faringitis, laringitis, dolor de muelas, infecciones bucales y de la garganta, infecciones del estómago, sistema inmunológico débil, fiebres.

A nivel externo: heridas, llagas, desinfecciones de supuraciones de la piel, añadido a los jabones tiene un resultado espectacular en la piel regenerandola, curando heridas, llagas, etc.

¿Cómo se toma la tintura de própolis?

La tintura de própolis (al 20%) por ejemplo se tomará según la época de estación y enfermedad o dolencia a tratar.

Otoño e invierno: 8 gotas de propolis tres veces al día, directamente o disueltas en 1/2 vaso de agua o infusión. Es un buen preventivo de enfermedades infecciosas o contagiosas.

Faringitis, laringitis, afecciones de garganta: 15 gotas de propolis en 1 vaso de agua a manera de gárgaras inclinando bien la cabeza hacia arriba. Tres veces al día hasta la desaparición de las molestias.

Dolor de muelas: Aplicar 8 gotas de tintura en un algodoncillo y añadirle 3 gotas de aceite esencial de clavo. Poner en el diente o muela afectada y mantener un rato.

Limpieza bucal: Es el mejor elixir de limpieza y desinfección bucal que podréis usar. Se deja en el cuarto de baño un vaso lleno de agua con 12 gotas de tintura, remover cada vez que se use. Bastan unos sorbitos después de cada cepillado a manera de buches lo que nos desinfectará bien toda la zona bucal. Es un buen preventivo de caries.

Infecciones de estómago: 8 gotas de tintura en medio vaso de agua a media mañana y a media tarde siempre fuera de las comidas. Nota: es importante abstener en todos los casos de beber ningún líquido o comida durante 15 minutos después de la ingestión de la tintura. Es preferible tener unas botellitas cuentagotas para poder llevar encima y administrar con mayor facilidad las gotas. (nuestras botellas poseen cuentagotas).

Propiedades: Científicamente se le han demostrado 20 propiedades: es antibacteriano, antimicótico, anticolesterolémico, antiparasitario, antiinflamatorio, antioxidante, antitóxico, antialérgico, analgésico, anestésico, antituberculoso, antiviral, citostático, desodorante, epitelizante, estimulante de la inmunogenesis, fitoinhibidor, hemostático, hipotensor y termoestabilizador. Fundamentalmente es un magnífico biorregulador, rehaciendo la capacidad de defensa, funcionamiento y adaptación del organismo. Los oligoelementos justifican muchas virtudes del propóleo, pues -participando en procesos metabólicos, fermentativos y vitamínicos- contribuyen a la curación de estados anémicos, previenen la arteriosclerosis e incrementan la capacidad inmunológica del organismo. Por su parte los flavonoides -con más de 40 acciones farmacológicas- son la base de su versatilidad terapéutica. Sus cualidades antioxidantes -además de reducir el efecto de los radicales libres- son responsables de la acción antiviral, al inhibir el desarrollo de virus patógenos. Además de su amplio efecto antibacteriano, el propóleo estimula la reacción inmunológica del organismo, complementando ambas funciones sin producir alteraciones de la flora bacteriana, cosa que ocurre con los antibióticos de síntesis. Otra virtud del propóleo es su capacidad de distribuirse indistintamente a través de la sangre y la linfa, a todo el organismo.
Aparato circulatorio: El propóleo combina efectos vaso-dilatadores e hipotensores, disminuye la fragilidad capilar, inhibe la oxidación del colesterol y normaliza la tensión arterial. Estos efectos se logran con el uso regular, no debiendo esperarse efectos mágicos en caso de crisis hipertensivas.

Vías respiratorias: Es un antibiótico de amplio espectro que no produce disbacteriosis y que se ha ganado merecidamente la fama de efectivo antigripal. Su acción antiinflamatoria y anestésica lo convierte en eficaz protector de la garganta y las cuerdas vocales.

Aparato digestivo: En este aspecto ejerce múltiples acciones: normaliza el peristaltismo intestinal, regula el apetito, ayuda a la regeneración de úlceras, es protector hepático y previene la parasitosis.

Dermatología: Su notable capacidad cicatrizante, desinfectante y antiinflamatoria lo hace indicado para heridas, quemaduras y afecciones de la piel. También resulta óptimo como fungicida de amplio espectro.

Odontología: Incrementa la salud bucal por sus principios antisépticos, antibióticos y antiinflamatorios. Además estimula la generación de la dentina (esmalte dental) e impide la formación de caries y placa bacteriana.

Contraindicaciones: Ninguna. No se han detectado reacciones alérgicas, ni toxicidad por sobredosis. Se ha demostrado perfectamente compatible y hasta complementario de otras prácticas terapéuticas.

No hay reseñas de clientes en este momento.

Escribe tu opinión

Propolis

Propolis

Propolis natural, el propoleo es